Entrenamiento duro, combate fácil.

El Ejército Argentino, desde hace más de dos siglos, sirve a la Patria y tiene como razón de ser la preparación de su personal y organizaciones para emplearlas en forma disuasiva o efectiva contra amenazas estatales militares externas.

El Ejército tiene como responsabilidad permanente alistar, adiestrar y sostener los medios puestos a su disposición a fin de garantizar su eficacia de empleo. Esto significa que, en tiempos de paz, quienes integran el Ejército Argentino se preparan de manera constante para la ejecución de operaciones militares.

El alistamiento es un proceso para prevenir, preparar y disponer una fuerza militar y sus medios para llevar a cabo una misión determinada. Incluye disponer de la capacidad militar de los recursos humanos y materiales para realizarla, y las acciones necesarias para proveer los elementos y llevar a cabo los preparativos que permitan el empleo de las unidades.

Este adiestramiento es un proceso mediante el cual se mantiene y mejora la capacidad individual y de conjunto para ejecutar una tarea militar determinada a fin de solucionar un problema militar operativo. Podrá ser específico (solo del Ejército), conjunto (con una o más fuerzas armadas) o combinado (con fuerzas armadas de otros países).

Incluye preparación para combatir en los distintos climas y terrenos, la realización de cursos militares individuales y de conjuntos, el desarrollo de ejercicios en las unidades militares o campos de instrucción e innumerables actividades operativas y técnicas.

El sostenimiento es el conjunto de actividades que tiene por objeto hacer a las fuerzas tan independientes de sus bases como sea posible, manteniendo sus características fundamentales: movilidad, capacidad de destrucción, flexibilidad y permanencia en la zona de operaciones.

En forma permanente y en toda la extensión del territorio nacional se desarrollan ejercitaciones operacionales por todas las unidades y grandes unidades de la Fuerza Operativa del Ejército. Asimismo los institutos militares de formación y perfeccionamiento dependientes de la Dirección General de Educación incluyen en sus planes de estudios las actividades de adiestramiento necesarias para cumplir con el proceso que les permita alcanzar el perfil necesario para integrarse a la fuerza.

El principal valor de esta preparación de permanente alistamiento, adiestramiento y sostenimiento es que posibilita alcanzar y mantener la aptitud para el combate. Este hace del Ejército una Fuerza cuyos integrantes están específicamente preparados profesional y personalmente para actuar en defensa de la Patria, y de los valores que sostiene la Institución.