Salida al terreno del Regimiento de Infantería Mecanizado 8

El personal de la unidad veterana de la Guerra de Malvinas realizó actividades de planeamiento, y ejecutó operaciones ofensivas y defensivas con medios mecanizados.

El despliegue involucró a más de 150 efectivos y 50 vehículos de combate de uso general y especial, incluida la Sección Exploración y los Trenes Logísticos de la Unidad.

Además, una fracción mecanizada de Nivel Sección ofició de enemigo, ejecutando acciones en forma semindependiente, lo cual otorga un mayor realismo al adiestramiento al obligar que las tareas y actividades de propia tropa se realicen en tiempo real y bajo la incertidumbre de la acción del “enemigo”.

También se desplegó el Puesto de Comando Principal y el Puesto de Comando de Retaguardia.

Para el Comando y Control, se contó con el apoyo brindado por la Compañía de Comunicaciones Mecanizada 9, mediante el empleo de equipos HF y VHF montados sobre vehículos a rueda, y el uso de repetidoras para la operación de las redes de Unidad.

Por su parte, el Tren de Campaña del Regimiento se integró con las instalaciones de Trenes de la IXna Brigada Mecanizada, a cargo de la Base de Apoyo Logístico Comodoro Rivadavia.

Las previsiones logísticas adoptadas incluyeron tareas de abastecimiento de Efectos Clase I y tareas de 2do nivel de mantenimiento de Efectos de Arsenales.

Sin lugar a dudas, estas actividades operacionales permiten a los jefes de las subunidades continuar afianzando, desde los menores niveles, el concepto de trabajo integrado necesario para garantizar el correcto funcionamiento del sistema de armas combinadas, y obtener así el máximo provecho de los recursos empleados.