“Aconcagua 2023”: hacia la cumbre del cerro más alto de América

Entre el 6 y el 26 de enero, se lleva a cabo la Expedición “Aconcagua 2023”, conducida por el Comando de la VIIIva Brigada de Montaña y coordinada por la Compañía de Cazadores de Montaña 8.

Para esta ascensión estival, que busca conquistar la cumbre más alta de América (6.962 msnm), el personal se organizó en tres agrupamientos, integrados por elementos de la Gran Unidad de Combate de Montaña y extrajurisdiccionales.

Asimismo, se cuenta con el apoyo de medios terrestres y aéreos, que proporcionan el sostenimiento necesario a lo largo de toda la expedición.

Durante el ataque a la cumbre, la patrulla de rescate, organizada por elementos de la mencionada Brigada y conducida por la Compañía de Cazadores de Montaña 8, crea las condiciones de seguridad requeridas, con un criterio de elemento de reserva.

La expedición se desarrolla en tres fases, la primera de las cuales corresponde al alistamiento y aclimatación del personal. La segunda es la de ejecución, y abarca marchas a distintos campamentos del cerro hasta llegar a la cumbre. La última fase será el repliegue del personal hasta la unidad de origen.

La expedición ha comenzado

Los responsables de la conducción de cada agrupamiento y de la patrulla de rescate efectuaron una evaluación del personal antes del ascenso desde Nido de Cóndores y del ataque a la cumbre. El día del arribo, se llevó a cabo la aclimatación en cercanías de la Compañía de Cazadores de Montaña 8.

Con una marcha motorizada, los agrupamientos llegaron hasta el ingreso al Parque Provincial Aconcagua, continuaron a pie en dirección al campamento Confluencia, y marcharon luego hacia la plaza de mulas superior, donde realizaron actividades de aclimatación a órdenes de sus jefes y en coordinación con el auxiliar del jefe de expedición.

A los fines de la interoperabilidad, las unidades que integran los agrupamientos tienen un carácter modular, que permite la explotación de las capacidades respectivas de cada módulo.

A su vez, los módulos están organizados en parejas de combate o binomios. En caso de que se ordene abortar la actividad de un integrante por problemas físicos o de salud, será su pareja de combate quien lo acompañe hacia el lugar indicado según corresponda.

La patrulla de rescate se emplea con un criterio de “reserva”, es decir que no se empeñará en situaciones que puedan resolverse a nivel agrupamiento. Si la situación lo requiere, el personal y medios de la patrulla se alistan para salvaguardar la integridad física de cualquier integrante de la expedición.

prueba

Más cerca de la cumbre

Actualmente, el primer agrupamiento, junto a la primera patrulla de rescate, realizaron cumbre. El segundo grupo se encuentra en Nido de Cóndores, preparándose para atacar la cima el día 21. Por otra parte, el tercer pelotón está efectuando la aclimatación correspondiente en Plaza de Mulas, para continuar con la misma planificación que el resto de las agrupaciones.

La sucesión de la marcha a los diferentes campamentos de altura dependerá de las condiciones meteorológicas.

Conocimientos y preparación técnica en la montaña

Con el desarrollo de esta expedición, se busca incrementar los conocimientos del personal sobre el ambiente geográfico particular de montaña y su grado de preparación técnica.

En tal sentido, los efectivos se instruyeron en forma asistemática, empleando los elementos provistos, y se capacitaron en distintas destrezas relacionadas con la vida, el movimiento y la seguridad en montaña.